Ushuaia realmente inolvidable: Arakur Ushuaia Resort & Spa

0

Ushuaia es único, hay que decir que el Arakur Ushuaia Resort & Spa se encuentra ubicado dentro de la Reserva Natural Cerro Alarkén, con todo lo que eso significa: inmejorables vistas de la ciudad de Ushuaia y del Canal de Beagle, así como de los valles, las cadenas montañosas y la reserva misma.

Con el Cerro Alarkén como testigo, este lujoso hotel se encuentra emplazado en un balcón natural de 250 metros sobre el nivel del mar, dentro de 100 hectáreas de bosques de lengas, ñires y coihues, que cautivan no sólo con su flora y su fauna nativa, sino también con la posibilidad de disfrutar de la serenidad y la aventura.

arakur2

En las más de 100 habitaciones y suites de Arakur Ushuaia Resort & Spa, así como en su lobby y demás ambientes, el hotel hace gala de una perfecta armonía entre la calidez de su decoración con materiales nobles (cueros argentinos y maderas sudamericanas: palosanto, lapacho e incienso) y la elegancia y sofisticación que le brindan detalles como la grifería Hansgrohe y artefactos Duravit con diseño Starck o la última tecnología en materia de iluminación, climatización y sistemas acústicos.

Una estadía en el Arakur Ushuaia Resort & Spaan el gym, el spa y el área de piscinas con 200 m2 de espejos de agua (piscina deportiva de 17 m, piscina in-out con borde infinity y música subacuática y sectores de hidrojets, piscina para niños y dos hot tubs en el deck exterior, con inmejorables vistas al mar y la ciudad).
Por supuesto, la gastronomía ocupa un lugar destacado. El restaurante La Cravia permite saborear platos de cocina nacional e internacional. Centolla, cordero y merluza negra, adquieren un sabor especial luego de un paseo o un día de ski.

El lobby bar, por su parte, sorprende con una gran variedad de tragos y sus cervezas artesanales fueguinas, imperdibles para degustar con una tabla de fiambres patagónicos.
Las actividades en Arakur Ushuaia merecen un capítulo aparte. Sus 100 hectáreas de reserva natural y más de 1 kilómetro de costa sobre el Arroyo Grande son una invitación irresistible para disfrutar del aire libre en cualquier época del año. Incontables circuitos de trekking de diferente grado de dificultad, el avistaje de flora y fauna, la posibilidad de tomar clases de pesca con mosca y las innumerables actividades que propone el Cerro Castor en invierno: esquí, snowboard, paseos en trineos tirados por Huskies, snowcat, torneos de polo y caminatas con raquetas de nieve, son algunas de las propuestas para una estadía realmente inolvidable.

Please follow and like us:
Share.

About Author

Leave A Reply

Suscribite!